El Niño Caníbal.

Ubutu era un niño caníbal. Su padre y su madre eran caníbales; sus hermanos y sus abuelos eran caníbales. Sus tíos y sus primos también lo eran.  Toda su tribu, era una tribu de caníbales.

Un día, Ubutu decidió hacerse vegetariano. Comer carne humana ya no era para él una opción aceptable.  Temió que su familia y su tribu no comprendieran su preferencia, por lo que decidió guardar el secreto. Cuando en algún banquete servían algún explorador o algún jugoso misionero jesuita, él simplemente lo apartaba en su plato y comía solo las verduras. Como los banquetes eran muy bulliciosos, y todos en la tribu reían y conversaban a los gritos en medio de una gran algarabía, nunca nadie noto que Ubutu había dejado de comer carne humana.

Pero Ubutu no soporto la presión del silencio. Un secreto es como la carcoma, que lentamente va devastando la madera desde su interior, generando un gran hueco. Sentía culpa. Sentía que engañaba a su familia y a su tribu, por lo que decidió hablar con el jefe de su clan y sincerarse.

Ubutu le pidió permiso al cacique para hablar frente a toda la tribu. Un martes lluvioso, de pie frente a toda su comunidad, finalmente Ubutu se mostró tal cual era. Vegetariano.

Esa misma noche la tribu organizó un gran banquete para celebrar la noticia. Ubutu fue el plato principal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s