¿Cómo joderle la diversión a un hijo? – Lección número 1.

Desde hace un tiempo atrás, digamos un par de meses, Sofía comenzó a jugar con las muñecas, cosa que no hacía habitualmente. Empezó a juntar cajas, cartones, embaces de helado, latas y otros insumos; y valiéndose de unas tijeras, algo de cinta de embalar y creatividad infantil, armaba casas en las cuales después “habitaban” sus muñecos. Esos engendros polimórficos de material descartable, proliferaban por todo su cuarto durante días enteros, hasta que con la madre nos hartábamos de patearlos cuando entrabamos a buscar algo y decidíamos tirarlos a la basura. Sofía no se hacía mayor problema. Simplemente conseguía más materiales para reciclar y convertir en “unidades funcionales de vivienda para muñecos y muñecas”.

Al verla tan preocupada por procurarles habitación a sus juguetes, y como es una buena hija (y yo soy un buen padre), me pareció apropiado regalarle una “casa de muñecas”. Después de una breve evaluación junto a su madre, para ver si podíamos afrontar el costo de la adquisición inmobiliaria, decidimos que era perfectamente factible. Nos pareció que la madera era mucho más cálida que el plástico, así que guiados por nuestros instintos, visitamos un negocio de artística donde venden este tipo de casitas, sin terminación como para agregarle el toque creativo al asunto. Cuando la vi me enamoré. Se trataba de una casa realizada totalmente en Placa Mdf, desmontable, y con detalles pirograbados. El costo era algo elevado, pero mi hija realmente se lo merecía. Un día por la tarde salimos a caminar con Sofía, y como quien no quiere la cosa, pasamos por el negocio y la invité a entrar. Fuimos derecho al sector que ocupaban las casas de muñecas, y la vimos. Ahí estaba, imponente entre sus pares. Ante la pregunta, ¿Cuál te gusta más? Respondió con cierto desgano: “Esa”, y señaló con el dedo la casita realizada totalmente en Placa Mdf, desmontable y con detalles pirograbados. Después de volver a interrogarla sobre su preferencia, y corroborar que efectivamente era la elegida, me acerqué hasta el mostrador, hice el pedido y me dispuse a pagar con tarjeta en cómodas cuotas. Le expuse al parco vendedor mi deseo de que me diera la casita desarmada, dado que me encontraba sin vehículo y tenía que caminar varias cuadras, pero seguramente pudo percibir mis escasas habilidades constructivas, y me sugirió que la llevara armada; “como para no tener inconvenientes”. El transporte me ocasionó un serio dolor en la cintura y una discusión con una vieja que se tomó a mal que le clavara una de las esquinas de la casita en las costillas mientras esperábamos que el semáforo se pusiera en verde.

Instalada ya la micro-vivienda en su cuarto, Sofía se dispuso a jugar con sus muñecos. Jugó el primer día a pleno, más precisamente la primera noche; porque al día siguiente, no volvió a tocar ni la casita, ni los muñecos. Al ser interpelada al respecto, adujo cansancio extremo, falta de interés momentáneo en la actividad lúdica y deseo de profundizar en las artes y técnicas del uso de un jueguito recientemente instalado en su Tablet. El asunto es que desde ese momento, no volvió a jugar ni con sus muñecos, ni con la casita. Cada tanto pone alguno que otro, o mueve alguno de los mueblecitos como para que parezca que le interesa, seguramente esperando que con su madre nos hartemos de patearla cada vez que entramos a buscar algo a su cuarto, la desarmemos, la mandemos al altillo y ahí sí, poder volver a reciclar materiales descartables y con tijeras, cinta de embalar y creatividad infantil, volver a construir nuevas casas para sus muñecos; estas sí, a su gusto y placer.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s